viernes, 6 de marzo de 2015

Tip 10 remedios caseros para la infeccion del oido...!!!

Las infecciones de oído están causadas por virus o bacterias en el oído medio. Las infecciones de oído son más frecuentes en niños que en adultos. Algunas de las causas y factores contribuyentes que llevan a padecer  infecciones de oído son la acumulación de cera, las infecciones del tracto respiratorio superior, las alergias alimentarias, las alergias ambientales, el síndrome de alcoholismo fetal, la genética, las deficiencias nutricionales y las lesiones internas. Algunos de los signos comunes de que alguien está sufriendo una infección de oído son el dolor en el oído, dificultad para dormir, dolor de cabeza, falta de respuesta a los sonidos, fiebre alta, diarrea, líquido que sale del oído y vómitos, entre otros.
El oído se compone de tres partes: externo, medio e interno.
Cada parte tiene unas funciones específicas que ayudan a oír. Se puede ver en el diagrama que el oído externo, que forma como una hoja, capta las ondas sonoras que viajan. En la parte exterior de nuestro oído, hay una sección llamada pabellón auricular y a través de esta sección las ondas sonoras entran en el canal auditivo. A través del canal del oído las ondas sonoras llegan al tímpano que se encuentra en la parte media. Además, la sección central de la oreja también tiene otros órganos importantes como el martillo, el yunque, el estribo, los  conductos semicirculares, y el canal medio. A través del canal, las ondas sonoras viajan a la sección interior de nuestro oído. En la parte interna del oído, hay partes importantes como la cóclea, la trompa de Eustaquio, y nervios. Las ondas de sonido del canal se envían a los nervios para que el cerebro pueda procesar el sonido, para después reconocer el sonido y entenderlo.
Se puede padecer una infección de oído en cualquiera de las tres partes. Las  infecciones del oído interno son las más graves. Es importante tratar una infección de oído para evitar complicaciones como puede ser el daño o la ruptura de la membrana del tímpano. Las  infecciones de oído que no se tratan también pueden conducir a la recurrencia crónica e incluso puede causar sordera. Es importante consultar a un médico, pero para un alivio inmediato puede probar algunos tratamientos naturales. Hay muchos remedios caseros simples y fáciles que pueden ayudar a deshacerse del dolor y de otros síntomas de una infección de oído.

Los 10 mejores remedios caseros para la infección de oído:
  1. Sal.
Este es quizá el remedio casero más fácil.
Caliente una taza de sal en un microondas, sartén, o al baño maría durante unos tres o cinco minutos.
Ponga la sal caliente dentro de una tela gruesa o un calcetín. Selle el extremo abierto con una goma o haga un nudo.
Ponga el paño en el oído afectado durante 5 o 10 minutos.
Repita este remedio diariamente tantas veces como sea necesario. El calor generado por el calcetín le ayudará a extraer el líquido del oído y aliviar la hinchazón y el dolor.
Como alternativa, puede utilizar una taza de arroz de la misma manera descrita anteriormente.
2. Ajo.
El ajo tiene propiedades antimicrobianas y cualidades naturales para aliviar el dolor, por lo que es altamente eficaz en el tratamiento de las infecciones de oído. Hay algunas maneras de utilizar el ajo como tratamiento casero.
Haga aceite de ajo cocinando dos dientes de ajo en dos cucharadas de aceite de sésamo o aceite de mostaza hasta que se ponga negruzco. Cuele la solución. Cuando esté lo aceptablemente caliente, ponga de dos a cuatro gotas de este aceite en el oído infectado.
Alternativamente, también puede hervir dos o tres dientes de ajo fresco en agua durante cinco minutos, luego aplástelos y agregue un poco de sal. Ponga la mezcla en un paño limpio y colóqueselo  contra el oído afectado.
Consumir dos o tres dientes de ajo crudo al día también ayuda a acelerar el proceso de curación.
  1. Albahaca.
Se puede utilizar la albahaca morada para tratar las infecciones de oído. Puede aliviar el dolor de oído, así como reduce la infección.
Machaque 3 o 4 hojas frescas de albahaca suavemente para extraer el jugo. Aplique el jugo de albahaca en o alrededor del oído infectado. Evite que el jugo penetre en el canal auditivo.
También puede mezclar unas gotas de aceite de albahaca con una cantidad igual de aceite portador como el aceite de coco. Remoje un algodón en la mezcla y frote suavemente justo dentro de la oreja, en el borde exterior y detrás de la oreja. Repita el proceso dos veces al día.
  1. Vinagre de manzana.
Para deshacerse del hongo que puede estar causando la infección en el oído, el vinagre de sidra de manzana es una buena opción.
Mezcle vinagre de sidra de manzana con una cantidad igual de agua o alcohol. Remoje un algodón en la solución.
Ponga la bola de algodón en el oído a modo de tapón déjelo durante unos cinco minutos.
Retire la bola de algodón y acuéstese del  lado opuesto para drenar el líquido del oído. Use un secador de pelo para secar el oído tanto como sea posible.
Si no dispone de vinagre de sidra de manzana se puede usar vinagre blanco. Si la causa de la infección del oído es en las trompas de Eustaquio, trate de hacer gárgaras con vinagre de sidra de manzana.
          5. Aceite de Oliva
Una de las principales causas de una infección de oído es  la cera acumulada en el oído que hace que aparezcan hongos o bacterias, lo que conduce a una obstrucción en las trompas de Eustaquio. Se puede limpiar fácilmente la obstrucción con la ayuda del aceite de oliva.
Caliente ligeramente un poco de aceite de oliva y ponga unas gotas del aceite caliente en el oído infectado.
El aceite hará que la cera se suavice. Retire la cera infectada con aplicadores de algodón. Tenga cuidado de no poner el hisopo muy dentro del oído o podría dañar el tímpano.
Alternativamente, también puede utilizar el aceite de mostaza.
       6. Botella de agua caliente.
Tan pronto como sea posible, aplique un poco de calor en el oído infectado. Esto aliviará rápidamente algo el dolor y también previene la infestación de microorganismos.
Ponga una botella de agua caliente o una manta eléctrica sobre la oreja.
También puede usar una compresa tibia. Sumerja un paño limpio en agua tibia, retire el exceso de agua y coloque la toallita en el oído infectado.
No aplique calor en la oreja durante largos períodos de tiempo. Comience con cinco minutos, elimine el calor por un tiempo y luego repita el proceso según sea necesario.
7. Cebolla
La cebolla tiene muchos usos medicinales, incluso para el tratamiento de una infección de oído.
Pique una cebolla pequeña póngala en un cuenco y caliéntela en el microondas durante uno o dos minutos. Deje que se enfríe y luego cuela el jugo de la cebolla. Ponga dos o tres gotas del jugo en el oído infectado, déjelo un tiempo y luego gire la cabeza para dejar que salga de la oreja.
También puede hornear una cebolla durante media hora, cortarla en mitades y poner la mitad en una tela gruesa de algodón. Coloque la tela en el oído infectado durante cinco minutos. Espere 10 minutos y luego repita el proceso.
     8. Aceite de árbol de té.
Las propiedades antibacterianas presentes en el aceite de árbol de té pueden  aliviar instantáneo el dolor de oído.
Mezcle tres gotas de aceite de árbol de té, dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de plata coloidal y una cucharadita de vinagre de sidra de manzana. Caliente ésta mezcla ligeramente.
Acuéstese de lado con la cabeza en una toalla. Con el uso de un gotero llene su oído con la mezcla y deje reposar durante cinco minutos. A continuación, gire la cabeza hacia el otro lado para extraer la mezcla del oído.
Siga este remedio dos o tres veces al día durante dos días.
  1. Zumo de hojas de mango.
El extracto de hojas de mango funciona de manera rápida y eficaz como tratamiento.
Machaque o muela dos o tres hojas de mango para extraer el jugo y caliéntelo ligeramente.
Con el uso de un gotero póngase 3 o 4 gotas en el oído infectado. En pocos minutos le aliviará el dolor.
Siga este remedio dos a tres veces al día para el alivio completo de la infección del oído.
    10. Leche materna.
La leche materna contiene anticuerpos naturales que pueden ayudar a acelerar el proceso de curación de cualquier tipo de infección en el oído. Aliviará la hinchazón y el malestar y puede deshacerse de una infección de oído en uno o dos días. Este remedio sirve tanto para niños como para adultos.
Usando un gotero póngase unas gotas de leche materna en el oído afectado.
Repita el proceso cada pocas horas según sea necesario.

0 comentarios:

Publicar un comentario