lunes, 9 de marzo de 2015

Como podemos cultivar un suministro interminable de ajos en nuestra casa..!!!

El ajo es una de las mejores plantas se pueden cultivar en casa. Es súper fácil y barato. Puede que tenga un sabor fuerte, pero comer un diente de ajo al día realmente hace milagros en su cuerpo. El ajo es un alimento simple que tiene fuertes propiedades curativas.

El ajo es rico en sustancias nitrogenadas, sodio, potasio, selenio, calcio, magnesio, silicio, sulfúrico, ácido fosfórico, la vitamina C, D, B, fitosteroles, y aceites esenciales.
Contiene phytoncides, como la alicina, que se forman durante la destrucción mecánica de las plantas, lo que significa que debe aplastar o moler el ajo para disfrutar de los máximos beneficios. A diferencia de la creencia popular, la alicina no se encuentra naturalmente en el ajo, sino que cuando ocurre la fractura del bulbo, se corta o machaca, se libera la aliína, compuesto que al ponerse en contacto con la enzima alinasa da formación a la sustancia.
Los investigadores creen que la alicina tiene un fuerte efecto bacteriostático que cura las infecciones muy rápido. El ajo está lleno de propiedades anti-hongos, lo que hace que sea más poderoso que muchos antibióticos utilizados en la actualidad.
Usted necesita:
1 cabeza de ajo
tierra para macetas
1 tiesto.
Instrucciones:

Utilice una buena cabeza de ajo.
Tome un tiesto grande y llénelo con tierra para macetas. Separe los dientes y ponga cada diente verticalmente a una profundidad de 1cm y medio. Cubra los dientes con un cm de tierra.
Mantener el tiesto en una zona expuesta al sol.
Riegue el tiesto cuando comienza a secarse, lo mismo que se hace con cualquier planta de interior.
Cuando se secan y se vuelven marrones, desenterrar los otros dientes y cada uno de ellos debería haber formado una cabeza llena. Tome un diente de esa cabeza y empiece de nuevo.

1 comentario: