jueves, 19 de febrero de 2015

MIRE: Las Celulas cancerigenas siendo destruidas por el Aceite de Cannabis increible..!!!

¿Sabías que los estudios demostraron la eficacia del cannabis para matar las células cancerosas, ya en 1974?

En 1974, un estudio de The Washington Post dijo que el THC efectivamente ” desaceleró el crecimiento de los cánceres de pulmón, cáncer de mama y una leucemia inducida por el virus en ratones de laboratorio, y prolongó su vida un 36% mas”
La información, por supuesto, fue suprimida y miles de personas han sido, y continuan siendo encarceladas por usar o vender la inofensiva medicina, absolutamente milagrosa. En 1998, otro estudio salió de la Universidad Complutense de Madrid que indica lo que el  THC puede causar en las células cancerosas, ya que a diferencia de la quimioterapia el THC mata las células cancerosas, dejando el cerebro, y las celulas sanas, por supuesto, completamente ilesos.
Basta con pensar en todas las personas que murieron de cáncer, o han quedado paralizados o heridos por la quimioterapia.
Cristina Sánchez, una joven bióloga de la Universidad Complutense de Madrid, realizó un hallazgo que la dejó atónita. Los cannabionoides de la marihuana inhiben el desarrollo del cáncer, lo que se traduce en un tratamiento alternativo no agresivo (y eficaz) para el enfermo.
La científica española estudiaba el metabolismo celular cuando fue sorprendida por algo notablemente particular: las células cancerígenas morían tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente activo de la marihuana.
Después de su hallazgo, Cristina hizo una comparativa con estudios previos que indicaron que los cannabionoides también poseen efectos analgésicos, supresores de las náuseas, el dolor, la fatiga y la pérdida de apetito, y ahora se le suma otra cualidad a favor de los pacientes con esta enfermedad.

Por la misma fecha, científicos de la Universidad de Harvard informaron que el THC reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón convencional y, además, impide la propagación de células dañinas.
A modo de ejemplo, los científicos explicaron que el THC es una especie de misil que busca las células tumorales para eliminarlas, dejando al resto completamente sanas.
A diferencia de los fármacos convencionales y la quimioterapia, que se caracterizan por sus potenciales daños físicos y cerebrales, el uso de la marihuana abre un umbral hacia una mejor vida para las personas que padecen esta enfermedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario