lunes, 9 de febrero de 2015

Las 9 hierbas para combatir el dolor de artritis. mírenlo es bueno!!!

Los síntomas de la artritis pueden afectar a sus actividades diarias. El dolor y la inflamación pueden persistir incluso después de una intervención médica. En un esfuerzo por conseguir alivio y adoptar un enfoque “natural”, los pacientes con artritis buscan remedios a base de hierbas. Ciertas hierbas pueden tener propiedades anti-inflamatorias que pueden ayudar con la artritis reumatoide (RA), así como tienen la capacidad de reducir el dolor en todas las formas de la enfermedad. Aún así, hay una falta de evidencia científica que apoya tales afirmaciones. Antes de tratar la artritis de la manera “natural”, asegúrese de hablar con un médico primero para evitar efectos secundarios.
  1. Aloe Vera
El aloe vera es una de las hierbas más utilizadas en la medicina alternativa. Conocido por sus propiedades curativas, es popular en el tratamiento de pequeñas abrasiones de la piel. Puede que ya tenga una botella de gel de aloe vera en el botiquín que haya usado para aliviar el dolor de las quemaduras del sol. Este producto se puede aplicar por vía tópica para calmar el dolor de las articulaciones.
Esta hierba también está disponible para su uso por vía oral, sin embargo el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) señala que el aloe vera por vía oral puede causar una disminución de azúcar en la sangre y puede tener efectos secundarios gastrointestinales, como diarrea. Por otro lado, el aloe vera usado de forma tópica no causa ningún efecto secundario.
  1. Boswellia
La Boswellia es alabada por los practicantes de la medicina alternativa por sus capacidades anti-inflamatorias. Se deriva de la goma de los árboles de Boswellia, autóctona de India. También llamado incienso, esta hierba se cree que actúa mediante el bloqueo de los leucotrienos. Los leucotrienos son sustancias que pueden atacar a la salud de las articulaciones en las enfermedades autoinmunes tales como la artritis reumatoide. El NCCAM reconoce los resultados beneficiosos de la Boswellia en estudios con animales, pero señala la falta de pruebas en humanos. La  Boswellia está disponible en forma de comprimido, así como en cremas de uso tópico.
  1. Uña de Gato
La uña de gato es otra hierba anti-inflamatoria que puede reducir la inflamación en la artritis. Esta hierba proviene de una vid tropical, y su uso se remonta a la civilización inca. Tradicionalmente, la uña de gato se ha utilizado para estimular el sistema inmunológico. En los últimos años, los poderes de esta hierba se han probado con la artritis. El inconveniente que tiene la uña de gato, es que puede estimular en exceso el sistema inmunológico, lo que podría empeorar el dolor de la artritis. De acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center (UMMC), los estudios han demostrado que la uña de gato puede ayudar con el dolor de la osteoartritis y la inflamación. Sin embargo, no hay ninguna prueba de que esta hierba pueda evitar más daño en las articulaciones.
  1. Eucaliptus
Al igual que el aloe vera, el eucalipto está ampliamente disponible en los mercados occidentales. Se utiliza en medicamentos orales, y en extractos de aceite de tópicos para una gran cantidad de cosas. El eucalipto en tópico se utiliza para tratar el dolor de la artritis. De acuerdo con UMMC, las hojas de ésta planta contienen taninos, que sirven para reducir  la inflamación y el dolor resultante de la artritis. Algunos usuarios lo combinan con almohadillas de calor para maximizar los efectos del eucalipto en el caso de las articulaciones inflamadas.
  1. Jengibre
Seguro que tiene en casa jengibre para cocinar, pero esta hierba también es básica en muchos gabinetes de medicina alternativa. Los mismos compuestos que dan al jengibre su fuerte sabor, son los mismos que poseen propiedades anti-inflamatorias. El NCCAM dice que los primeros estudios en la mejora de la inflamación de las articulaciones con el jengibre para la artritis son prometedores, sin embargo, todavía se tiene que demostrar la eficacia de este tratamiento.
  1. Té Verde
El té verde es una de las bebidas más populares en el mundo, e incluso se ha utilizado para reducir la inflamación en el cuerpo. Es posible que el té verde se pueda utilizar para tratar la inflamación de la artritis en forma de bebidas, comprimidos, o tinturas. El NCCAM encontró en un estudio en 2010, que el té verde  ayudaba tanto a pacientes con osteoartritis como con artritis reumatoide. Se necesitan muchos más estudios para demostrar los beneficios potenciales del té verde.
  1. Vid del Dios del trueno.
La vid del Dios del trueno es una de las hierbas más antiguas utilizadas en la medicina china. Los extractos de la piel de las raíces son conocidos por sus beneficios en la supresión de un sistema inmunológico hiperactivo, haciendo de esta hierba un posible candidato alternativo para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la artritis. Lo mejor es usarlo de forma tópica aplicada directamente en la piel. LA VID DEL Dios del trueno puede funcionar mejor cuando se usa con los medicamentos convencionales para la artritis. Tenga mucho cuidado con esta hierba, ya que puede ser venenosa si los extractos proceden de otras áreas de la vid.
  1. La cúrcuma.
A diferencia de otros tipos de hierbas, el  NCCAM ha descubierto que la cúrcuma puede actuar mejor en la lucha contra el dolor de las articulaciones cuando se toma por vía oral. Los estudios de laboratorio con ratas también han demostrado que esta hierba puede retardar la progresión de la artritis reumatoide. Mientras que el alivio se ha evidenciado en los animales, aún se han practicado pocos estudios con la cúrcuma en  humanos.
  1. Corteza de sauce.
La corteza de sauce es una de las hierbas que más  se usan para el tratamiento de la inflamación. De hecho durante el tiempo de Hipócrates, se masticaba la corteza de sauce para ayudar a tratar las inflamaciones. El  UMMC informa que la corteza de sauce es efectiva con el alivio del dolor de las articulaciones relacionado con la osteoartritis, sobre todo en las rodillas, la espalda, las caderas y el cuello. Este tratamiento se administra por vía oral, ya sea en té o en tableta. Tomar la dosis adecuada es crucial, ya que una sobredosis podría causar erupciones cutáneas y otras formas de inflamación.
Dado el aumento de la prevalencia de la medicina a base de hierbas, los médicos convencionales están más dispuestos a evaluar los beneficios de los remedios alternativos. En el tratamiento de la artritis, algunas de estas hierbas pueden complementar sus medicamentos actuales. Hay que tener en cuenta sin embargo, que las hierbas pueden causar efectos secundarios, incluso graves. Debe preguntar por tanto a su médico sobre la medicina complementaria.
Discuta todas las opciones de tratamiento de la artritis con su médico y no deje de tomar los medicamentos recetados a menos que se le indique. Además, tenga en cuenta que la medicina complementaria no es exclusiva de los suplementos a base de hierbas. Otros complementos para el alivio del dolor de la artritis incluyen:
– Masajes.
– Hielo o compresas calientes.
– Ejercicio aeróbico.
– Una dieta saludable.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada