viernes, 13 de febrero de 2015

Increible...!!! Cómo hacer batido de Cúrcuma: Una potente bebida curativa

La cúrcuma es conocida por ser una de las más poderosas hierbas curativas. Es muy buena para los huesos y las articulaciones, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Evita que se produzca metástasis en muchos tipos de cáncer.
La cúrcuma también es un desintoxicante natural para el hígado y un limpiador del riñón, acelera el metabolismo y ayuda a controlar el peso. Además cura y alivia las condiciones de la depresión, la psoriasis, la piel dañada, la artritis y más.
Por estas razones, la cúrcuma está omnipresente tanto en el ayurveda como en la medicina china.
Aquí está lo que necesita para preparar esta bebida:
-Unos 20 centímetros de cúrcuma
– De 5 a 7 tamarindos
-2 limones
-Miel.
-Agua
-Licuadora
-Colador
-Cuenco
-Tarro de cristal con tapa
  1. Si sus dedos se vuelven amarillos con la cúrcuma no se preocupe! Es completamente natural, use lavavajillas para los platos para quitárselo. Si la tabla de cortar o la encimera se manchan, utilice también lavavajillas y frote. Déjelo  que actúe durante  5 minutos o más, y luego frote con una esponja y agua. La mancha de cúrcuma se desvanecerá.
  1. Abra los tamarindos. Sólo vamos a utilizar el fruto interno.
  1. Llene una olla grande con agua, ponga la cúrcuma pelada y hiérvalo durante al menos 20 minutos hasta que el agua se ponga de un vibrante color caléndula.
  1. Mientras el agua está hirviendo con la cúrcuma, en una sartén vierta unos 20 ml de agua con el tamarindo pelado. Muévalo con un utensilio de madera para que se mezcle bien con el agua. No debe necesitar más agua, pero si ve que está un poco seco le puede añadir un poco más.
Se deben ver unas pequeñas semillas que salen. Cuando la textura se vea suave, apague el fuego y deje que se enfríe.
  1. Vuelva ahora con la cúrcuma. Vierta un poco de agua fría para bajar la temperatura. Coja el agua de cúrcuma y viértala en la licuadora para darle más sabor. Licue hasta que el color que aparezca sea como el del fuego.
  1. Vuelva a la sartén con el tamarindo. Cuele la sustancia para obtener el tamarindo sin semillas.
  2. Vierta el tamarindo en la licuadora con el agua de la cúrcuma. Licue de nuevo.
  1. Ya casi hemos terminado. Exprima los limones en la licuadora. Bata de nuevo para mezclar y vierta todo el zumo en un frasco de cristal .Añada la miel al gusto, cierre el bote con la tapa, y agite hasta mezclar.
  1. Consuma este batido cuando se sienta bajo de defensas, o cuando se quiera desintoxicar, se puede guardar hasta 4 dias en la nevera. Una taza al dia es suficiente.

0 comentarios:

Publicar un comentario