martes, 27 de enero de 2015

La miel es un remedio bastante antiguo. Las primeras referencias a la miel las encontramos en unas pinturas prehistóricas

La miel es un remedio bastante antiguo. Las primeras referencias a la miel las encontramos en unas pinturas prehistóricas que se encuentran en España. El documento más antiguo conocido de la medicina egipcia ya nombraba la miel como ingrediente en varias recetas tanto de uso interno como externo.

Por muchísimos años el hombre ha usado la miel para diversos problemas de salud. Sin embargo, el uso más conocido de la miel como remedio casero es en el tratamiento del sistema respiratorio.

Importancia de la miel para la salud

La miel alivia la tos, protege las vías respiratorias durante un catarro común, calma la irritación de garganta, faringitis, laringitis y actúa como expectorante. La miel también tiene efectos antibióticos por lo que si se usa regularmente puede impedir el desarollo de gérmenes en las vías respiratorias.
Si a la persona no le gusta la miel o le causa algún problema digestivo puede hacer inhalaciones de vapor agregándole miel al agua hirviendo. mis-remedios-caseros.com Este método es muy eficaz para las congestiones nasales agudas y crónicas. Y si la persona desea hacer las inhalaciones e ingerir la miel también los resultados serían excelentes.

Usos de la miel para la salud

  • Para tratar trastornos coronarios y debilidad cardíaca
  • Como tratamiento para la rigidez muscular, contracturas de origen nervioso, tics y espasmos
  • Para facilitar la conciliación del sueño
  • Como tratamiento para úlceras de estómago pues no sólo regula la secreción de jugos gástricos y los síntomas de la acidez, sino que ayuda a la cicatrización y recuperación de la mucosa
  • Para tratar insuficiencias biliares y hepáticas
  • Como laxante natural muy suave
  • Para desinfectar heridas, llagas, abscesos y quemadas y ayudar a la cicatrización

Variedad de mieles

La miel tiene diferentes sabores dependiendo de las plantas en que liban el néctar la abejas. En el mercado podemos encontrar miel de tomillo, romero, alfalfa, girasol, pino, etc. o la miel conocida como ”mil flores” que viene de zonas donde hay mucha variedad de plantas. Esta miel “mil flores” es la que tiene el sabor menos intenso.
Si desea elegir una miel pero no sabe qué sabor escoger puede guiarse por la siguiente regla: generalmente, entre más oscuro es el color de la miel su sabor es más fuerte. Las mieles con colores más claros son las más suaves.

Remedios caseros con miel de abeja

Uno de los remedios más populares con miel es para hacer jarabes para aliviar la tos. Aún los médicos reconocen que las medicinas comerciales para la tos no funcionan tan bien como la miel.
Otro remedio casero muy común es usar miel para aliviar quemaduras leves y ayudar a sanar heridas. La miel es un antibacterial y un antiinflamatorio natural. Además estimula el crecimiento de nuevos tejidos. Es importante aclarar que para el uso de la miel para el tratamiento de heridas o quemaduras, se debe hacer la diferencia entre la miel de “Grado A” que es la que se encuentra en casi todos los supermercados y la miel de Manuka.
La miel de Manuka es la que es buena para heridas y quemaduras, la miel de grado A que venden en todos los supermercados es más probable que aumente la infección, por lo que no debe ser utilizada para tratar las heridas y quemaduras.
Para eliminar parásitos intestinales se puede hacer una mezcla de miel, vinagre y agua y tomarla varias veces al día hasta que desaparezcan las lombrices. Este remedio se debe hacer con mucha consistencia. De lo contrario, las lombrices se vuelven resistentes.
Con la miel también se pueden preparar varias mascarillas para el cuidado de la piel. Las propiedades antibacteriales de la miel, la hacen un buen remedio para el acné.
Si lo que padece es dificultad para dormir, puede tomarse un vaso de leche caliente con una cucharada de miel de abeja. Este remedio le ayudará a conciliar el sueño.

0 comentarios:

Publicar un comentario