lunes, 15 de diciembre de 2014

Imcreible...!!! Porque debe cepillarse los dientes con bicarbonato y sal marina

Cepillarse los dientes con sal marina y/o bicarbonato de sodio es una manera segura y natural de asegurarse unos dientes sanos y fuertes, unas encías sanas, elimina la acumulación de placa y protege contra el mal aliento.



Se pueden usar por separado o juntos para maximizar el efecto de limpieza y desinfección, y ambos son ingredientes que muy probablemente tenga en la despensa de su cocina.
Sal Marina
La sal marina es una fuente natural de minerales tales como el calcio, el magnesio, el silicio, el fosforo, el nickel y el hierro. Estos nutrientes fortalecen las encías y protegen los dientes contra el sarro y ayudan a combatir el mal aliento. Esta técnica le devolverá el tono blanco a sus dientes que tanto cuesta conseguir. La sal marina tiene un alto contenido en yodo, lo cual tiene un efecto bactericida y ayuda a neutralizar los ácidos de la boca. La sal, nos obliga a salivar y la saliva crea una barrera anti-bacteria que ayuda a proteger el esmalte.
Proceda a mezclar ½ cucharilla de sal marina con 100 ml de agua, puede mojar el cepillo de dientes en esta mezcla y cepillarse tal y como lo hace de manera habitual, cuando acabe, realice un enjuague con la mezcla restante durante 30 segundos mínimo. Asegúrese de no ingerirlo, ya que estará cargado de todas las bacterias y gérmenes que ha extraído de su boca. Este proceso le ayudara a sanar las encías también.
 Bicarbonato de Sodio
El Bicarbonato de sodio es altamente alcalino, lo que ayuda a luchar contra la acidez de la boca, el cual es causante del desgaste de los dientes, mientras ayuda a eliminar las bacterias y gérmenes causantes del mal aliento. El bicarbonato también ayuda a blanquear los dientes, es lo suficientemente abrasivo para eliminar la placa y el sarro sin dañar el esmalte dental. Puede mezclar bicarbonato con sal y agua hasta crear una mezcla de consistencia pastosa parecida a la de la pasta de dientes. Si no está tranquilo de dejar de utilizar su pasta de dientes habitual, pruebe a intercalarla con esta al menos dos o tres veces por semana, para suplementar el proceso de higiene dental.
 Efectos secundarios?
De acuerdo con el Dr. Paul H.Keys D.D.S, investigador clínico del Instituto Nacional de investigación Dental, “Durante los años que estuve haciendo seminarios, pregunté a miles de dentistas e higienistas orales que me indicaran cuántos de ellos habían visto daños en el esmalte dental producidos por bicarbonato o sal marina a sus pacientes. Nunca me encontré con un caso tal” “De hecho, muchas veces coincidía que las personas con una higiene oral muy saludable utilizaban este método”
 Saquen sus propias conclusiones sobre esto, pero uno de los ingredientes principales de las pastas de dientes comerciales es el fluoruro, entre otros ingredientes químicos y tóxicos. El fluoruro es un químico neurotóxico, que ha demostrado causar deficiencias en el coeficiente intelectual de los niños entre otras barbaridades más. Hagan una búsqueda en google sobre el asunto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada