jueves, 27 de noviembre de 2014

A MUCHOS NOS DA ESTOS DOLORES ¿A QUE SE DEBE EL DOLOR EN MANOS Y MUÑECAS?


El dolor en las manos es una realidad muy común en las mujeres: adormecimiento por la noche, hinchazón, entumecimiento, debilidad… En ocasiones puede llegar hasta una pérdida de su funcionalidad. Te explicamos qué causas normalmente determinan este padecimiento qué posibles remedios debes tener en cuenta.


La mano, aunque nos sorprenda, es una de las zonas más complejas de nuestro cuerpo: dispone de 19 huesos, 17 articulaciones y 19 músculos. Si una de estas partes presenta algún problema, afectará, sin duda, a todos los movimientos que efectuemos con ellas. Pero veamos qué causas tienen estos dolores

Dolor en manos y muñecas ¿por qué afecta más a las mujeres?



Se trata de una de las dolencias más comunes: dolor en manos y muñecas, dolor articular, sensación de hormigueo insufrible por las noches… Todo ello se debe a una enfermedad degenerativa, donde las mujeres somos más vulnerables. Nuestros cartílagos, huesos y articulaciones acaban desgastándose antes que en los hombres, somos más tendentes a la falta de calcio, el factor hormonal determina además este dolor cuando se acerca la menopausia... Y a ello hemos de sumarle el factor hereditario. Las manos siempre están en movimiento y son las que antes acaban desgastándose, su complejidad articular hace que el mínimo problema acabe alterando el funcionamiento óptimo de la mano.

 

Causas del dolor en manos y muñecas

Artritis del pulgar


Ocurre, cuando se produce una inflamación debido a la artrosis de la zona en la articulación de la muñeca y base del pulgar. Suele aparecer sobre los 40 años, en ocasiones, se debe a nuestro trabajo, a forzar mucho esa articulación que acaba desgastándose, o incluso al estrés… Es dolorosa y nos impide poder tener una movilidad adecuada.

Síndrome del túnel carpiano


Suele empezar con un dolor indefinible, una molestia en la muñeca. Pero poco a poco se extiende por la mano hasta el brazo. Causa hormigueo y entumecimiento de los dedos por la noche. Sentimos debilidad al coger objetos, perdemos la motricidad fina (el sujetar o manipular cosas pequeñas). El síndrome del túnel metacarpiano es una enfermedad común entre las mujeres. En ocasiones puede deberse a trabajar durante mucho tiempo con el teclado, o cualquier acción que implique apretar la mano de modo continuado, o mover mucho los dedos. Pero normalmente tiene un componente hereditario y relacionado con el desgaste.

Quiste ganglionar


Aparecen unos bultos llenos de líquido en las articulaciones de la muñeca o dedos. Se sitúan en los tendones normalmente y aunque no son excesivamente dolorosos, son molestos y causan debilidad. No se conoce muy bien el origen del quiste ganglionar, pero se asocia a la artrosis o a pequeñas lesiones encubiertas en articulaciones o tendones. El tratamiento depende del paciente, en ocasiones se administran anti-inlfamatorios, o incluso desaparece por sí mismo. En otros casos requiere una pequeña intervención para eliminar el líquido, aunque no se garantiza que no vuelva a aparecer.

Dedo en gatillo


Es muy habitual y doloroso. Sucede, cuando un dedo se queda en posición doblada, sin que podamos enderezarlo. Esto se debe a un engrosamiento del revestimiento o vaina que rodea el tendón del dedo afectado. El dedo en gatillo suele aparecer mucho en personas que hacen trabajos manuales, actos repetitivos, donde la mano se acaba resintiendo, y donde, al ser nosotras más proclives a sufrir artrosis e inflamaciones en músculos y tendones, es habitual que se nos presente esta enfermedad en los dedos de las manos.

Tendinitis de la muñeca




Sus síntomas son muy comunes, y casi todos los hemos sentido alguna vez:hinchazón situada a un centímetro por debajo de la base del pulgar, dolor al hacer pinza con los dedos, al apretar o realizar cualquier otro movimiento La tendinitis suele deberse a un mal movimiento, a una sobrecarga, etc. La inflamación es muy dolorosa y puede extenderse hasta el brazo.

Pautas y remedios

El dolor en manos y las muñecas, si se debe a problemas articulatorios asociados a la artritis, es muy difícil de solucionar. En ocasiones ni tan solo la cirugía puede darnos un resultado esperado. Aún así, podemos obtener funcionalidad y una mejor calidad de vida. Será siempre nuestro médico quién nos de un diagnóstico y las pautas a seguir, nosotros por nuestra parte, podemos ofrecerte sencillas acciones para tu nutrición, con la que palias el dolor y la inflamación.

Aceite de semillas de lino

Es un remedio natural que nos va ayudar a bajar la inflamación. Según los expertos, tomar una cucharada al día de aceite de semillas de lino por las mañanas durante un mes rebaja notablemente la inflamación.

Vitamina B6

Esencial para articulaciones, huesos, tendones… Evita la inflamación y alivia muchos síntomas de dolor en manos y muñeca. Puedes consumir plátanos, vegetales de hoja verde, pechuga de pollo… Asimismo puedes encontrar vitamina B6 en forma de cápsulas en farmacias y tiendas naturistas. Puedes tomar 2mg al día.

Omega 3

Los ácidos grasos omega-3 son abundantes en muchos peces. Debido a la gran capacidad anti-inflamatoria que tienen, son esenciales para tratar naturalmente la osteoartritis. Además, reducen el dolor articular.

Cerezas

Muchas investigaciones están poniendo en evidencia que consumir cereza reduce el dolor de la osteoartritis, favoreciendo la movilidad (si se toma durante dos meses). Comer unas diez cerezas al día es muy recomendable. En caso de no encontrarlas o de ser excesivamente caras, se están comercializando en forma de cápsulas para la población con estos problemas articulatorios e inflamatorios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada