sábado, 11 de octubre de 2014

Una momia egipcia hallada con su cerebro intacto, pero sin corazón

La mujer vivió probablemente hace unos 1.700 años, en un momento en el que Egipto estaba bajo el gobierno de Roma y el cristianismo se estaba extendiendo, de acuerdo con la datación por radio carbono  Su nombre nos es desconocido, y murió a una edad entre los 30 y los 50 años. Como muchos egipcios, tenía serios problemas dentales y había perdido muchos de sus dientes.


El uso de la momificación estaba en declive con la llegada de la cultura romana y las creencias cristianas. Pero esta mujer y su familia, aparentemente de fuertes creencias dentro de la tradición egipcia, insistieron en llevar el proceso a cabo.



Para retirar sus órganos, como muestra el escáner, los embalsamadores abrieron un agujero por su perineo y retiraron sus intestinos, estómago, hígado e incluso su corazón. Su cerebro, sin embargo, fue dejado intacto.Especias y líquenes fueron extendidos sobre su cabeza y abdomen, y fue envuelta y presumible mente colocada en un ataúd; su lugar de descanso eterno estaba aparentemente cerca de Luxor, según los registros del s. XIX.



Antes de que los embalsamadores hubieran terminado el proceso, rellenaron el orificio abierto con lino y resina. También colocaron dos finas placas similares a cartonajes sobre su piel, por encima de su esternón y abdomen, algo que podría tener la intención de curar ritual mente el daño que los embalsamadores habían causado y actuar como una especie de sustituto de su corazón extraído.



"El poder de las actuales tecnologías de diagnóstico por imagen para proporcionar evidencias de cambios en el ritual funerario del antiguo Egipto no puede ser soslayado," escribe el equipo de investigación en un artículo que aparecerá en el "Yearbook of Mummy Studies". Aunque la tecnología es poderosa, tiene de hecho ciertos límites. La presencia de especias y líquenes sobre la cabeza fue documentada por primera vez en el s. XIX, cunado la cabeza fue desenvuelta. La tomografía ha revelado que parecen estar también sobre el abdomen, determinación facilitada por haber desenvuelto previamente la cabeza.


La momia y su ataúd, actualmente en el Redpath Museum de la Universidad de McGill en Montreal, fueron adquiridos en Luxor en el s. XIX. Los científicos no están seguros de si el ataúd es aquel en el que fue depositada originalmente. Los proveedores de antigüedades en el s. XIX solían colocar una momia en un ataúd de otra tumba para conseguir más dinero. Y los ataúdes también eran reutilizados en la antigüedad.

¿Qué pasó con el corazón?



El corazón jugaba un papel fundamental en la religión egipcia antigua, se comparaba en peso con la pluma de ma'at(concepto egipcio que incluye verdad y justicia) para ver si el individuo merecía pasar al más allá. Por esa razón, los egiptólogos han asumido durante largo tiempo que los egipcios no extraían ese órgano, hecho que se contradice con investigaciones recientes en varias momias, incluyendo esta.


Con la evidencia de que el corazón era extraído al menos en algunas ocasiones, a los egiptólogos se les plantea la siguiente pregunta, ¿qué hacían los antiguos egipcios con el corazón?

"No sabemos realmente que sucedía con los corazones que eran extraídos," afirma Andrew Wade, profesor en la Universidad de McMaster en Hamilton, Canadá. Durante algunos periodos de tiempo, los corazones pudieron ser depositados en los vasos canopos, aunque el análisis de los tejidos será necesario para confirmar esa idea, en palabras de Wade.

¿Curando a la momia?

Aún más misteriosa resulta la pregunta a la que actualmente se enfrenta el equipo de Wade: ¿por qué le colocaron a esta mujer dos placas en zonas que no habían sido abiertas?

La placa sobre el esternón podría haber actuada como una especie de sustitutivo del corazón extraído, afirman. Por otra parte, la placa del abdomen es más confusa. El equipo sabe que las momias que eran diseccionadas por el abdomen recibían una placa como esa, si embargo, el escanead revela que el abdomen de esta mujer no fue tocado.

Los embalsamadores podrían haber pensado que la placa ayudaría a curar de modo ritual el orificio que habían abierto en el perineo, esa es una de las teorías que barajan los investigadores. Al hacerlo tratarían de proporcionar a la mujer un más allá más favorable, curada y protegida como estaría por los esfuerzos adicionales de los embalsamadores, tal y como se refleja en el artículo de los investigadores.

A este presente estudio sobre la momia se suma otro artículo publicado en 2012 en la revista RSNA RadioGraphics, y una reconstrucción facial realizada por la artista forense Victoria Lywood que fue lanzado el año pasado.

0 comentarios:

Publicar un comentario